Vídeos relacionados con la educación y las dinámicas.

Loading...

miércoles, 14 de abril de 2010

Dinámicas: Autoestima


Dinámicas: Autoestima


1) ACEPTANDO NUESTRAS DEBILIDADES


Objetivos:

- Acentuar la importancia de aceptar las debilidades y limitaciones como un prerrequisito para reconstruir la autoestima.

- Demostrar que toda persona tiene puntos fuertes y débiles; y que éstos no deben hacerlo sentir menos o devaluados.

- Ayudar a las personas a admitir debilidades y limitaciones sin avergonzarse de ellas.

Materiales:

- Hojas de papel y lápiz para cada participante

Duración:

- Duración: 35 Minutos

Participantes:

- grupo y clase, a partir de 14 años.

Desarrollo:

- El instructor expondrá al grupo lo siguiente: " Todos tenemos debilidades y limitaciones. Si el yo ideal está muy lejos del yo real, está distancia provocará una autoestima baja, frustración y desilusión.

- Si la persona pudiera darse cuenta que el ser humano es imperfecto, y aceptará sus debilidades, sabiendo que se está haciendo lo mejor que se puede por ahora, su autoestima mejoraría notablemente.

- Este ejercicio está diseñado para ayudarle a ver algunos de sus fallos, que no lo hacen menos valioso sino que gracias a ellos es como buscará cómo superarlos. Por ello la frase: "En tu debilidad está tu fuerza".

- El instructor pedirá que cada participante escriba tres o cuatro cosas que más le molestan de sí mismo, sus más grandes fallas o debilidades, lo que no le gusta de sí mismo, pero que sin embargo admite como cierto.

- Cada participante escogerá un compañero y hablará sobre lo que escribió, tratando de no tener una actitud defensiva.

- Sentados en el suelo en círculo cada participante dirá su debilidad más importante, empezando con "yo soy…" Ejemplo: "yo soy muy agresivo", "yo soy floja", etc.

- Que cada persona diga cómo puede transformar esa debilidad en logro, ya que si la menciona es que le afecta.

- El instructor sugerirá que se atrevan a llevarlo a cabo, ya que sólo así se irán dando cuenta de la fuerza de su yo profundo.

- El instructor guía un proceso para que el grupo analice, cómo se puede aplicar lo aprendido en su vida.


2) CONCEPTO POSITIVO DE SÍ MISMO

Objetivos:

- Demostrar que sí es aceptable expresar oralmente las cualidades positivas que se poseen.

Materiales:

- Ninguno

Duración:

-15 Minutos

Participantes:

-20 participantes.

Desarrollo:

- Divida a los asistentes en grupos de dos. Pida a cada persona escribir en una hoja de papel cuatro o cinco cosas que realmente les agradan en sí mismas. (NOTA: La mayor parte de las personas suele ser muy modesta y vacila en escribir algo bueno respecto a sí mismo; se puede necesitar algún estímulo del instructor. Por ejemplo, el instructor puede revelar en forma "espontánea" la lista de cualidades de la persona, como entusiasta, honrada en su actitud, seria, inteligente, simpática.)

- Después de 3 ó 4 minutos, pida a cada persona que comparta con su compañero los conceptos que escribieron.

- Se les aplicará unas preguntas para su reflexión:

¿Se sintió apenado con esta actividad? ¿Por qué? (Nuestra cultura nos ha condicionado para no revelar nuestros "egos" a los demás, aunque sea válido hacerlo).

¿Fue usted honrado consigo mismo, es decir, no se explayó con los rasgos de su carácter?

¿Qué reacción obtuvo de su compañero cuando le reveló sus puntos fuertes? (por ejemplo, sorpresa, estímulo, reforzamiento).

- El instructor guía un proceso para que el grupo analice, cómo se puede aplicar lo aprendido en su vida.

3) CONCURSO DE BELLEZA

Objetivo:

- Concienciar el nivel de seguridad en sí mismo.

- Descubrir y analizar los temores provocados por nuestra inseguridad.

- Concienciar el nivel de aceptación de nuestro físico.

Materiales:

- Ninguno.

Duración:

- 90 Minutos

Participantes:

- Tamaño del grupo es ilimitado.

Desarrollo:

- El animador explica a los participantes que el ejercicio consistirá en que cada uno de ellos deberá pasar por la pasarela promoviendo y destacando en forma humorística aspectos poco aceptados de su físico o personalidad.

- El animador indica que todos los participantes constituirán el jurado ante el cuál desfilarán.

- Cada uno de los participantes desfila por la pasarela promoviendo y/o destacando en forma humorística los aspectos poco aceptados de su físico o personalidad.

- Se otorgan los premios por votación, de acuerdo a la posibilidad de evidenciar cómicamente sus defectos.

- El animador invita a los participantes, en sesión plenaria, que comenten cómo se sintieron en el ejercicio.

- Al final, el grupo junto con el animador, comentan sobre la experiencia.

- El animador guía un proceso, para que el grupo analice cómo se puede aplicar lo aprendido a su vida.

4) EL ÁRBOL DE MIS VIRTUDES

Objetivos:

- Expresar los aspectos más importantes de la imagen que cada uno tiene de sí mismo.
- Centrarnos en lo positivo de cada uno de nosotros.
- Compartir aquello que llevamos dentro y que de normal queda escondido.

Material:

- Papel y rotuladores o ceras de colores para cada participante

Duración:

- Una hora

Participantes:

- Cualquier número, mejor a partir de los 16 años.

Desarrollo:

- La dinámica consiste en una reflexión sobre las capacidades personales de cada uno, las capacidades "positivas" que hemos ido adquiriendo y desarrollando desde pequeños hasta ahora.

- Primero es mejor que cada participante haga una lista de todos los valores positivos: por ejemplo cualidades personales (valentía, organización...), sociales (saber escuchar...), físicas (fuerza, rapidez....), intelectuales (creatividad...) Durante 10 ó 15 minutos hay que hacer una lista lo más larga posible.

- Piensa en todos tus “talentos” con detenimiento, es importante que no te precipites, que vayas despacio, con calma y sobre todo que seas muy sincero contigo mismo. ¡Adelante!

- Después hay que escribir durante otros 10 ó 15 minutos la lista de todo aquello que hemos conseguido gracias a nuestras capacidades, hay que pensar en cosas que nos han salido bien y con las cuales estamos contentos por pequeñas que sean (ayudar a alguien, aprobar un examen complicado...)

- Con ambas listas ya preparadas se pasa a dibujar el árbol, un árbol con raíces, tronco y ramas.
En las raíces vamos a situar los valores, la raíz será más larga cuanto más grande creamos que sea esa cualidad en nosotros, un árbol tendrá algunas raíces grandes, pero otras más pequeñas. Hay que escribir en cada raíz el valor al que corresponde.

- Después dibujamos el tronco y las ramas, las ramas se van a corresponder con aquello que hemos logrado, al igual que antes una rama grande se corresponderá con un éxito grande y una rama pequeña con algo más pequeño. Hay que escribir ese éxito al que corresponde cada rama.

- Para el dibujo del árbol se puede dar algo más de 30 minutos.

- Al final, los dibujos se ponen en círculo, en una mesa o en el suelo. Todos los participantes pasan en círculo viendo los de los compañeros.

- De forma voluntaria cada uno comenta el árbol que ha dibujado y las cualidades o éxitos que ha dibujado. Cuantos más jóvenes sean los participantes es muy usual qué cualidades evidentes de esa persona no hayan sido reflejadas. No es un mal momento para que el animador de la reunión las indique.

- Dependiendo de las características de los participantes se puede optar por otras formas de que cada uno comente su árbol, por turnos, sin mostrarlo directamente al principio...

- Se pueden lanzar algunas preguntas: ¿estoy satisfecho de mi árbol? ¿Ha sido difícil dibujarlo? ¿Qué cualidades o logros he olvidado? ¿Cómo han reaccionado los demás ante mi árbol?


5) MÁS BIEN SOY...

Objetivo:

- Proporcionar una primera autorrevelación, sin "riesgos" para los participantes.

- Promover el conocimiento y comunicación intergrupal.

- Reforzar la autoimagen de los participantes.

- Establecer una ruptura de hielo, con base en la confianza y la interpretación de los miembros del grupo.

Materiales:

-Hojas tamaño carta para los participantes, lápices, plumones y cinta adhesiva.

- Hojas de trabajo para los participantes.

Duración:

- 30 minutos.

Participantes:

- 20 participantes.

Desarrollo:

- Se les solicita a los participantes que tomen una hoja tamaño carta y en forma de lista, describan con ocho adjetivos, su forma de ser. El instructor pide al grupo , que den algunos ejemplos de adjetivos, para verificar que se haya comprendido y no vayan a confundir con sustantivos, nombres, etc. Se insiste que sean ocho adjetivos, y se les dan cinco minutos para establecer este primer listado.

- A continuación, se les pide que de cada uno de estos adjetivos busquen sus antónimos y hagan una segunda lista, paralela a la primera. Se les dan cinco minutos más para esta segunda lista.

- Concluida esta instrumentación, los participantes leerán sus respectivas hojas a todo el grupo; cuidando que sea de manera espontánea y de uno en uno. El instructor tiene que estar atento a no permitir preguntas o aclaraciones a propósito de la exactitud de los antónimos establecidos por cada participante, aunque esto virtualmente puede provocar la risa, porque esto, en último análisis es parte del juego, y propiciará la ruptura de hielo.

- Al concluir esta etapa inicial del juego, se procesa la experiencia y se llega a conclusiones. Y si el instructor va a emplear el mismo ejercicio para cerrar el evento, les pide a los participantes que guarden las hojas para que posteriormente, trabajar en ellas.

1 comentario:

  1. Gracias.Creo que un buen comienzo para comenzar a trabajar nuestra autoestima es dejar de compararnos. Dejar de compararnos con la imagen ideal que tenemos de nosotras mismas, dejar de compararnos con los demás, con los hermanos, padres, amigos, colegas, vecinos, dejar de compararnos con nuestro yo pasado, el que hubiese sido o el que será... Si hay comparación, hay ego y el ego es el principal enemigo de nuestra propia estima porque nos exige, nos demanda, nos eleva a una super-realidad igual de fácil que nos deja tiradas en su polo opuesto: la subrealidad, con todos los sentimientos de frustración, depresión, tristeza, fatiga, y tantos otros que eso conlleva. Como si un día fuésemos rubias de ojos celestes y al día siguiente un trapo de piso viejo y manchado. O pudiésemos andar en un auto a 250 Km/h y de repente nos estrelláramos contra un gran paredón. Lo que hay es lo que hay que conocer, amar y cuidar. Si aceptamos lo que somos podemos crecer tanto como queramos con autonomía y libertad. Una amiga me recomendó un método de 4 pasos para mejorar mi autoestima, les comparto el link porque funciona, a mi amiga y a mí nos ayudó notablemente y lo mejor es que hemos avanzado y no es un placebo, ni un proceso que conlleve un retroceso, ok es sitio donde explican bien el método es en http://www.remediemos.com/salud18.htm espero pueda ayudar, saludos.

    ResponderEliminar